Perú: Estos son los 10 principales problemas en común a los que se enfrentan los nuevos gobiernos regionales

Sandra Guerra
Consultora en Comunicación Gubernamental

  1. Dificultad para terminar de conformar los cuadros gerenciales, debido a que los perfiles exigidos -implementados por la gestión anterior- no coinciden con las funciones a ejecutarse: habría una incoherencia. En otros casos son perfiles a medida de ciertos funcionarios.
  2. Dificultad para conformar el equipo nuevo o “deseado” de personal técnico especializado, puesto que los perfiles exigidos o dejados por la gestión anterior, también estarían planteados a medida de personal ya existente.
  3. Exceso de personal locador, los que mantienen contrato incluso hasta febrero de este año, lo que no permitiría realizar un pronto ordenamiento sobre la base del personal realmente necesario.
  4. Escasa capacidad de adaptación al cambio, teniendo en cuenta la rotación que existirá entre muchos que saldrán y otros que ingresarán. Existe una baja capacidad de empatía que deberá ser resuelta con un buen plan de comunicación interna.
  5. Complejidad para designar a personal especializado e incluso gerencial, debido a que muchos gobernadores consideran que no se debe trabajar con los de la gestión anterior o con personas de otras tiendas políticas. Sin embargo, se debe entender que la campaña ya terminó, y que ahora se gobierna para el pueblo.
  6. Problemas de comunicación gubernamental, debido al hallazgo de la nueva realidad, la misma que abstrae y llega a  confundir el propio mensaje de gobierno antes ofrecido. Los gobernadores deberán superar los primeros impases rápidamente, y enfocarse nuevamente en sus objetivos, aún con el cambio de estrategia que deberá ser ejecutado por profesionales competentes. La campaña finalizó y conexión con el votante no es la misma.
  7. Problemas presupuestales que podrán ser superados si ejecutan de modo correcto y ágil los trámites ante el ejecutivo. El dinero se gestiona en los primeros meses.
  8. Ráfaga de quejas y pedidos de los nuevos alcaldes que exigen mayor autonomía en el manejo presupuestal para dar solución con rapidez a sus proyectos propios. En este caso se deberá llegar a acuerdos con base en lo técnicamente posible.
  9. Licitaciones realizadas hasta en los últimos días del 2018, entre gallos y medianoche, y con expedientes aparentemente cuestionables. Se presume corrupción. Se deberá investigar.
  10. Inexperiencia de algunas de las nuevas autoridades en gestión pública, lo que conduce a tomar decisiones erradas frente a todo lo antes citado.
La ciudadanía y demás actores influyentes, no darán la chance de tiempos atrás; hoy esperan cambios casi inmediatos, sobre todo en aquellas regiones donde la naturaleza ha golpeado fuertemente, y donde la corrupción ha dejado hondas heridas.
Sandra Guerra
Consultora en Comunicación Gubernamental

Fotografía: PQS

Deja un comentario